domingo, 26 de noviembre de 2017

INICIATIVAS LEGISLATIVAS ANTIOKUPAS

Cuando me encontraba en estado de hibernaciòn  o "Stand by" en cuanto a la actividad del blog, un comentario de un lector, me ha hecho ponerme las pilas y, gracias a ello, he podido constatar, que a nivel legislativo algo ha empezado a moverse para aprobar medidas que intenten poner coto al creciente y desbocado problema de la okupación en todas sus facetas.  No obstante se trata de un movimiento dentro de las arenas movedizas de nuestra actual situaciòn polìtica que, debido a ello es muy probable, que en lugar de permitir que alguna  solucion al problema de la okupaciòn consiga, por fin,  salir a flote, termine siendo tragada y hundida en el lodazal político en que se encuentra sumido nuestro querido país.

Me refiero a dos iniciativas parlamentarias que han tenido lugar durante este año, que han pasado bastante desapercibidas, y que ponen de manifiesto que algunos partidos polìticos comienzan a preocuparse por el problema de la okupación e intentan, al menos, salvar la cara tomando en consideracìón el problema y debatiendo públicamente posibles soluciones . Veremos con que èxito y por cuanto tiempo.

Me refiero concretamente, y en primer lugar,  a la iniciativa parlamentaria que presentó el PDeCAT a finales de enero del año que ahora está dando sus últimos pasos; sin tener muy claro hacia donde se encaminarán los sucesivos, polìticamente hablando, y por ello el posible destino final de dicha iniciativa.

El 30 de enero PDeCAT, ( quien lo dirìa hoy ) presentó una proposición de Ley para  reformar la Ley de Enjuiciamiento Civil, a fin de facilitar y acelerar el procedimiento de desahucio en casos de okupaciòn.

Para quien quiera conocer los detalles de dicha proposición nº 122/000061, puede verlos en este Boletìn Oficial de las Cortes .


No obstante ser un paso importante para recuperar  las propiedades usurpadas,  por sus legítimos propietarios, a través de la vía civil, creo que resulta insuficiente, dada la crónica lentitud de la justicia, y la falta de sanciones desincentivadoras, en tales casos.

Es por ello, que, tras las explosiones del okupado chalet de Alcanar, que fueron el ignorado preludio de los atentados yihadistas de Barcelona cometidos en el mes de Agosto, a los que me referí en las dos últimas entradas, ( 1, 2 ) el Grupo parlamentario de Ciudadanos presentò una nueva iniciativa parlamentaria mas amplia, tendente a reforzar las penas por okupación; okupación que, el PP, tras su reforma del Código Penal, se limitó a calificar la usurpacion no violenta como delito leve, sin aprovechar dicha reforma para endurecer las penas, y disuadir de las okupaciones, a pesar del desorbitado incremento de estas  durante sus mandatos.

La reforma propuesta por "Ciudadanos" , bastante mas ambiciosa que la del PDeCAT, no solo apostaba por una modificaciòn de la Ley de Enjuiciamiento Civil para acelerar los procedimientos de desahucio en caso de okupación, sino tambièn  por endurecer las penas previstas para el delito de usurpaciòn en el Código Penal, asì como para modificar la Ley de Protecciòn de la Seguridad Ciudadana ( apodada como "Ley mordaza" por los partidos de izquierdas ) para facilitar la entrada de la Policía en los inmuebles okupados en determinadas circunstancias.

Quien se interese por conocer los detalles de esta propuesta puede verlos en este Boletìn Oficial de las Cortes. (  A partir de la pag. 36 )


Sobre el papel las propuestas son muy positivas y suponen los primeros pasos, en mucho tiempo, para tratar de proteger el derecho de posesiòn y propiedad inmueble de forma efectiva y disuadir a los okupas de violentarlo. Pero de momento, ninguna de ellas se ha plasmado en leyes o normas publicadas en el BOE y por tanto carecen aún de vigencia; y mucho me temo que, dado el aire enrarecido que se respira en la polìtica de nuestro país, tales propuestas terminará llevándolas el viento, como sucede con las hojas secas del otoño.

Me gustaría equivocarme.

En otro orden de cosas, en los últimos tiempos he visto varias iniciativas o intentos, hasta ahora todos ellos frustrados, de organizar algún tipo de asociaciòn o plataforma de afectados por las okupaciones o de personas que se sintiesen preocupados por el auge de dicho problema, con el fin de reivindicar, ante los poderes públicos, una medidas mas eficaces de lucha contra la okupación, y de asesorar y defender  a los propietarios afectados.

El último intento que conozco es el de la denominada "Plataforma de afectados por la okupaciòn", en Madrid, a la que deseo el mayor de los éxitos y que espero no corra la misma suerte que los anteriores .